Se lanzó la campaña #Tejiendo Feminismos

Actualizado: 29 abr

La Fundación Guatemala (Guatemala), la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local (El Salvador) y la Unión de Movimiento de Vivienda de Brasil, integrantes de la Red Mujer y Hábitat de América Latina y el Caribe llevan a cabo esta campaña de concientización.

Guatemala, El Salvador y Brasil cuentan con ecosistemas diversos que muchas veces son explotados y expropiados por los grandes modelos extractivistas capitalistas, generando vulneraciones en la biodiversidad y en las vidas de las mujeres y sus familias.


Desde el ecofeminismo creemos que existe una gran conexión entre la explotación y degradación de la biodiversidad y la subordinación y opresión de los cuerpos de las mujeres. Esto genera crisis ecológicas y culturales como la sobrepoblación, segregación, exclusión y empobrecimiento de las mujeres.


Según estudios de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), "Las mujeres producen entre el 60 y el 80 por ciento de los alimentos de los países en desarrollo y la mitad de los de todo el mundo. No obstante, sólo recientemente se empezó a reconocer su papel clave como productoras y suministradoras de alimentos y su decisiva contribución a la seguridad alimentaria del hogar”.


Esto genera limitantes para el alcance a la calidad de vida, a sistemas de transporte de calidad, mayor carga del trabajo del cuidado para las mujeres y mayores dificultades para el acceso a agua de calidad y vivienda digna. La vulneración de estos derechos agudiza y profundiza el empobrecimiento, así como las desigualdades basadas en exclusión por género, raza e identidades diversas.


Es por eso que Fundación Guatemala, la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local y la Unión de Movimiento de Vivienda de Brasil, lanzan esta campaña de difusión y concientización, con el apoyo de GRRIPP (Gender Responsive Resilience & Intersectionality in Policy and Practice).


El objetivo de “Tejiendo Feminismos para el Buen Vivir en las Ciudades y Territorios”, es sensibilizar sobre el aporte de mujeres en la incidencia por la protección ambiental, y trabajar en relación al derecho al agua, a la vivienda y a la alimentación.


Derecho al agua

#TejiendoFeminismos Garantizar el derecho humano al agua para las mujeres en tiempos de pandemia, es una necesidad urgente para promover el derecho a la salud, a la vida, a un medio ambiente sano, y a un hábitat y una vivienda digna.


Habitualmente son las mujeres y las niñas las designadas de proveer el agua a sus hogares. No contar con acceso al agua vulnera el derecho a la integridad personal, a la vida, a la información y a la participación de las mujeres.


Necesitamos políticas públicas que garanticen el fácil acceso a agua de calidad, lo que permitirá el buen vivir en las ciudades y territorios. Por eso tejemos desde el feminismo para contribuir a la construcción de ciudades inclusivas para todas.


Derecho a la vivienda

#TejiendoFeminismos El COVID-19 se transmite más fácil en espacios cerrados, con alto nivel de hacinamiento y mal ventilados. Por eso es importante que los Estados generen políticas públicas para asegurar viviendas dignas para las mujeres y sus familias.


En el siglo XXI las mujeres siguen siendo las que menos oportunidades tienen para acceder a títulos de vivienda digna, agudizando las desigualdades y aumentando el riesgo de violencia de género.


Las políticas públicas de acceso a vivienda deben garantizar la accesibilidad a las mujeres, como una forma de disminuir la violencia de género y el empobrecimiento, y como una práctica restaurativa de las sobrevivientes de violencia intrafamiliar.


Una política de vivienda que reduzca el hacinamiento es una de las formas más efectivas de reducir la mortalidad por COVID-19 y la violencia de género. Contar con una vivienda digna es un derecho fundamental para garantizar la seguridad, vida y salud de las mujeres.


Derecho a la alimentación

Las mujeres indígenas y campesinas han participado históricamente en prácticas agrícolas que alimentan a las ciudades. Promover políticas para la protección de los territorios y su cultura donde se cultiva es una acción urgente que los Estados deben garantizar.


La forma de producir y distribuir los alimentos ha generado grandes desigualdades, especialmente para las mujeres, agudizando el empobrecimiento y la desnutrición. Es por ello que desde el feminismo promovemos la economía feminista y el buen vivir para que las ciudades y los territorios garanticen todos nuestros derechos.


Tejemos feminismo para promover la importancia de las mujeres en la construcción de soberanía y seguridad alimentaria desde la producción de alimentos saludables para sus familias y comunidades.


Tejemos feminismo para visibilizar que somos las mujeres quienes conseguimos el agua, trabajamos la tierra, protegemos las semillas, recolectamos las cosechas, cuidamos a los animales, protegemos los bosques para promover el buen vivir de nuestras familias y comunidades.


Tejemos feminismos para denunciar al sistema capitalista y patriarcal que oprime, explota y expropia los cuerpos de las mujeres y los territorios que habitamos.


31 visualizaciones