<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="1252"%> CISCSA
 


 
 
 
Río de Janeiro Viena El Cairo Copenhague Beijing Estambul Otras

Carta Europea de la Mujer en la ciudad

Por el "derecho de la mujer a la ciudad".
Por una democracia paritaria para mejorar el marco de vida general.

Plataforma común de reflexión sobre el plan

¿Cuáles son los principales elementos y factores que influyen en la vida de la mujer en la ciudad?

  • La repartición y las posibilidades de acceso al empleo.
  • La importancia y la calidad de los servicios de proximidad y los servicios comunitarios, en particular para ocuparse de los niños.
  • El acceso a los centros de decisiones de las ciudades, la cultura y las actividades de ocio.
  • La seguridad y las medidas contra todos los factores de inseguridad en las ciudades.
  • El aumento de movilidad de hombres y mujeres, lo que supone un equilibrio entre el transporte colectivo y el transporte individual, decidido de una forma más democrática.
  • La calidad y la conservación del medio ambiente.

¿De qué medios disponemos para expresar los intereses de la mujer?

  • Obtener la participación de las mujeres y cambiar los modos de toma de decisiones.
  • Multiplicar los intercambios de información y los proyectos innovadores.
  • Determinar los principales indicadores socioeconómicos y culturales de la ciudad. desde el punto de vista de la mujer.
  • Sensibilizar y enseñar a los hombres cl proceso de reflexión con plena consideración del factor género. es decir, de ambos sexos.

Contenido del documento:

  • Los objetivos de la Carta
    • Definición de otra filosofía de la ciudad.
    • El factor género en una sociedad plural.
  • Presentación del problema
  • La declaración en 12 puntos
  • El equipo de investigación – acción

PREÁMBULO

Consideramos esta carta como una iniciativa de análisis permanente y abierta, con varias propuestas concretas que podrían conducir a una ciudadanía más activa de las mujeres en las actividades de ordenamiento territorial y la vida de la ciudad.

Establecemos como premisa que no existe un interés particular la mujer, pero sí afirmamos que la mujer puede tener una función catalizadora en el proceso de cambio y mejora del marco de vida de todos, hombres y mujeres.

LOS OBJETIVOS DE LA CARTA

La propuesta de una "Carta de la mujer en la ciudad" pretende contribuir a una nueva filosofía de planificación urbana, para alimentar de forma constructiva un verdadero debate democrático que tenga en cuenta las necesidades y las aspiraciones de los ciudadanos y las ciudadanas. El esfuerzo que se realiza para dinamizar las ciudades debe servir para establecer nuevas prioridades políticas y económicas orientadas a una mayor armonización social. Se trata de reconstruir los centros urbanos y las relaciones de cohesión social para ofrecer las mismas oportunidades a las mujeres y a los hombres en el campo y en la ciudad.

El primer objetivo de esta Carta es el desarrollo de una sociedad más emancipada. libre de los estereotipos que impiden una evolución favorable a la participación de la mujer en el ordenamiento y los servicios urbanos, de entorno de vida, de unidad y de movilidad.

Es importante evaluar y remodelar la ciudad desde e1 punto de vista de la mujer, para aportar nuevos equilibrios y una nueva dimensión.

HACIA UNA FILOSOFIA DIFERENTE DE LA CIUDAD.

Cambiar las enfoques y las mentalidades. Acciones necesarias para lograrlo:
  • Eliminar los obstáculos que todavía impiden a la mujer disfrutar plenamente del "Derecho a la ciudad"
  • Hacer tomar conciencia de estos problemas a los diferentes agentes que actualmente toman las decisiones en los campos del ordenamiento territorial, la vivienda y el marco de vida.
  • Promover la revitalización y la renovación democrática de los sistemas de toma de decisiones en el campo de la planificación urbana y el marco de vida. Debe garantizarse la participación de la mujeres en todas las instancias y en todos los niveles de concertación y decisión.
  • Favorecer el desarrollo de un nuevo interés, una nueva dinámica de toma de responsabilidades. Esta forma de "ciudadanía activa" hará que las decisiones se acerquen más a la base social y a las preocupaciones cotidianas de los ciudadanos y las ciudadanas.
  • Favorecer el desarrollo de otra filosofía de planificación urbana y de ordenamiento territorial, centrada en los valores humanos.
  • Apoyar una dinámica de cambio que redundará en beneficios para todos los miembros de la actual sociedad "plural".

EL FACTOR GÉNERO EN UNA SOCIEDAD PLURAL

Para iniciar el cambio es importante tener en consideración las relaciones históricas y socioculturales entre las mujeres y los hombres. Condiciones necesarias:
  • Instaurar la paridad en las instancias de decisión, para garantizar la igualdad de oportunidades entre los hombres y las mujeres.
  • Crear una nueva cultura que sea común a los hombres y las mujeres, centrando la renovación intelectual en el análisis y las consideraciones relativas al factor género.
  • Equilibrar la visión masculina con la visión y la percepción femeninas, que son elementos innovadores para dar nuevas fuerzas a la dinámica urbana.

Citas:

"Para detener esta carrera a la catástrofe, nuestras sociedades deberían considerar sus opciones de futuro, las alternativas y las prioridades. Debemos pensar en los significados y no tanto en las medios. y debemos dar nuevamente prioridad a los valores no comerciales (morales, éticos, humanos)".
(Michel Beaud. Profesor de economía en la Universidad París VII - Le Monde 6.9.1994)

"Las mujeres se interesan por conocer en detalle el funcionamiento de las cosas. Tomando como ejemplo las obras para la circulación de peatones, prefiero comprobar personalmente los resultados porque casi siempre los ingenieros son hombres y su modelo de peatón usa zapatos de hambre. Si queremos que la ciudad sea accesible y bien pensada para todos. debemos recordar que muchas mujeres llevan zapatos de tacón alto. Si las superficies son cómodas para la mujer sin diferencias de nivel ni obstáculos, los minusválidos también podrán circular mejor. Este es mi enfoque en la política: partir de la situación concreta de los ciudadanos. Par eso me interesa la situación de la mujer, la diversidad de situaciones en que participa...
No es suficiente rElvindicar la paridad o la igualdad; hay que contribuir a ello y las mujeres pueden hacerlo. Me parece muy importante porque he podido comprobar que las mujeres en la actividad política siempre buscan alternativas en vez de crear enfrentamientos".

(Catherine Trautmann, Alcalde de Estrasburgo - Entrevista de Véronique Degraef, 1994)

CARTA EUROPEA DE LA MUJER EN LA CIUDAD
ENUNCIADO DEL PROBLEMA

"La ciudad es una memoria organizada"
"La historia ha dejado a un lado a las mujeres" (citas de la filósofa Hannah Arendt)
Porque
las mujeres no forman parte (o sólo de forma insignificante) de ninguno de los niveles de decisión que influyen en la creación y la gestión de la ciudad, el entorno de vida y el ordenamiento territorial. Considerando que su influencia es todavía muy reducida en las importantísimas cuestiones políticas, económicas y sociales en este campo. Considerando que los programas no tienen en cuenta sus necesidades específicas, porque no coinciden con los intereses de los agentes de decisión omnipresentes.
Porque
el marco de vida en la ciudad (a nivel del barrio y la vivienda) influye y determina fuertemente la realidad cotidiana de sus habitantes, hombres y mujeres, pero especialmente de las mujeres porque muchas tienen doble jornada de trabajo y dependen por eso más de la calidad de los servicios urbanos y de las opciones adoptadas para transporte y medio ambiente.
Porque
la mujer está doblemente excluida: no tiene el voto que le corresponde como usuario de la ciudad y tampoco participa en el diseño de los proyectos urbanos y de vivienda.
Porque
la condición para ser ciudadano o ciudadana es pertenecer a un lugar, y que tanto las características como la calidad de este lugar influyen en el ejercicio de su ciudadanía. Considerando que los principios de acción, las prioridades, las decisiones políticas y presupuestarias en particular han sido desde siempre y son aún hoy definidas sólo por los hombres, aunque convencidos de actuar en beneficio de la comunidad en general.
Porque
las mujeres sufren una mayor discriminación en oferta de empleo, que constituyen el sector de población relativamente más pobre y que sufren los peores efectos del mal funcionamiento de las ciudades en la dificultad de acceso a la vivienda, las limitaciones de movilidad y ante todo la violencia, porque son las primeras víctimas. La población femenina es por estos motivos la más interesada en mejorar el desarrollo urbano y el ordenamiento rural.
Porque
para efectos de planificación urbana sólo se considera el modelo de familia nuclear, con la mujer dedicada a las labores domésticas y sólo el hombre trabajando fuera del hogar. Este modelo que ha generado los estereotipos sociales es cada vez menos representativo, desde hace varias décadas, y ya es minoritario, reemplazado por otros modelos de familias que no han sido considerados en las decisiones de urbanización. Esto ha generado problemas de funcionamiento y nuevas tensiones sociales.
Porque
numerosas ciudades en Europa y en otros continentes se encuentran es crisis y ponen gravemente en peligro cl equilibrio y la paz social. Esta situación resulta de unos problemas complejos que requieran un tratamiento global. La aplicación de teorías y métodos de urbanismo obsoletos impide una evolución y la necesaria innovación, produce y mantiene al síndrome de crisis de las ciudades. La Carta de Atenas de Le Corbusier, que dividía la ciudad en zonas con funciones diferentes, ha tenido resultados negativos y con el tiempo ha generado graves problemas. Los resultados tangibles son los barrios en crisis o zonas "sensibles", la exclusión social y los costes sociales y económicos que supone un desplazamiento más importante entre la vivienda y el lugar de trabajo remunerado. Estas opciones urbanas también han producido contaminación y atascos en las ciudades. Debemos rechazar ya estas opciones que tienen graves repercusiones para la calidad de vida de los ciudadanos y que ponen en peligro el futuro de las ciudades.
Porque
las ciudades se enfrentan hoy a dificultades sin precedentes para lograr los siguientes objetivos: conservar el medio ambiente y garantizar un desarrollo duradero, favorecer una mejor calidad de vida y condiciones más iguales para todos, solucionar los problemas de funcionamiento urbano y evitar la exclusión, preparar una democracia más activa y más equilibrada en la actual sociedad "plural", sociedad en 1a que la mujer tiene intereses a todos los niveles.

Es indispensable adoptar otro enfoque y decidir cambios estructurales en la aplicación de políticas de ordenamiento urbano en Europa para hacer frente a estas dificultades. Las soluciones exigen necesariamente la participación de las mujeres, por legitimidad democrática y también porque es un agente esencial de renovación de la dinámica urbana.


DECLARACION EN 12 PUNTOS

"Para que las mujeres tengan plenamente derecho a la ciudad"

1 - Las Mujeres en la Ciudad y la ciudadanía activa

En la reflexión sobre la forma de ejercicio de la ciudadanía activa debemos considerar, por una parte, la influencia del marco de vida y, por otra parte, el funcionamiento de las instancias de representación y los mecanismos económicos y políticos que forjan la ciudad.

Una representación democrática más real.
Definición de otra filosofía de planificación urbana.

El objetivo es eliminar los obstáculos que todavía limitan el acceso de las mujeres a la vida de su ciudad, definiendo y proponiendo medios para favorecer el ejercicio de una ciudadanía más activa.

Para ser plenamente ciudadanas, las mujeres todavía deben hacer suyos lugares y servicios de su entorno cotidiano a todos los niveles. desde el espacio de vida privado hasta la completa participación en la vida pública. Esto supone una acción que ponga de manifiesto las formas de discriminación de la mujer que todavía persisten en los mecanismos de creación y gestión de las ciudades.

Las condiciones históricas y socioculturales que han determinado las diferencias entre los hombres y las mujeres han creado una forma de discriminación en el ordenamiento de los espacios urbanos y en la calidad del marco de vida, pero también una forma de exclusión más general, de orden económico, social y cultural. La ciudad ha de ser considerada como el revelador de estas discriminaciones.

2 - Las Mujeres en la Ciudad y la toma de decisiones y la democracia paritaria

Las mujeres deben ser incluidas en todos los niveles de decisión para el ordenamiento del territorio, el espacio urbano, la vivienda, el transporte y el medio ambiente.

Una democracia paritaria a todos los niveles de decisión.

Participar en la toma de decisiones es una de las condiciones importantes de la emancipación. El índice de participación de las mujer es particularmente bajo en los campos del ordenamiento territorial y la planificación de la ciudad y del entorno de vida. La ciudad se ha hecho sin las mujeres y todavía evoluciona prácticamente sin ellas. Sus preocupaciones cotidianas no tienen prioridad en la política.

Por eso las mujeres deben tomar parte en todos los campos que determinan el marco de vida. y el objetivo ha de ser una participación paritaria. Han de tener voz en todos los debates. en todos los centros de decisiones técnicas o políticas a todos los niveles, local o europeo. Las mujeres representan la mitad de la reserva de talento y de competencia de la humanidad. Su insuficiente representación en los puestos de decisión es una pérdida para la sociedad en general.

El proyecto urbano es uno de los grandes desafíos a las puertas del siglo XXI: una de las principales condiciones para la renovación democrática es adoptar procesos que supongan una mayor participación de las mujeres en la toma de decisiones.

3 - Las Mujeres en la Ciudad y la igualdad de oportunidad

Es importante favorecer la igualdad de oportunidades en la educación y la investigación, en los organismos profesionales y en el ejercicio de todas las profesiones que intervienen en el ordenamiento territorial, del espacio urbano, la vivienda, la movilidad y la seguridad en las ciudades.

Conscientes de que las condiciones democráticas no se imponen solas.

Debemos adoptar políticas de incitación que refuercen la presencia de las mujeres en los sectores de actividad que intervienen en el ordenamiento urbano y en la construcción.

El principal objetivo es cambiar la mentalidad misógina de estos sectores, alejándose de la imagen de la "mujer de hogar" que transmiten los medios de comunicación y los libros escolares, y dando relieve a las mujeres que crean, arquitectas, urbanistas, etc...

También debemos promover el acceso a la profesión de las mujeres licenciadas de institutos de arquitectura y urbanismo, y ha de ser reconocida su práctica profesional.

4 - Las Mujeres en la Ciudad y la participación

Debemos adoptar procesos de participación de la mujer con una repartición más justa, para favorecer la aparición de nuevas relaciones de solidaridad.

Suscitar niveles intermedios de decisión.
Proponer estrategias de cambio.

Es necesario instaurar una verdadera "democracia urbana paritaria" para poder intercambiarlos diferentes puntos de vista y realizar las opciones más apropiadas en lo referente al empleo, la vivienda. la coexistencia social, los valores culturales y la calidad del medio ambiente.

Es importante que las mujeres tengan acceso a la información sobre la gestión de los fondos públicos, la toma de decisiones, la atención prestada a las diferentes necesidades y aspiraciones de todos y a las opciones de soluciones.

También debemos crear espacios de iniciativas y de autonomía controlados por los habitantes. hombres y mujeres. Los niveles intermedios de decisión pueden funcionar como escuelas de la ciudadanía activa, foros donde se consideran los intereses de todos (por tanto de las mujeres).

5 - Las Mujeres en la Ciudad y la vida cotidiana

Es preciso convertir en tema político las condiciones de la vida cotidiana analizadas desde la perspectiva de la mujer.

Desarrollar acciones concretas que se completen mutuamente.

En enfoque feminista de la ciudad puede contribuir a dar otro tratamiento a las injusticias que sufren las minorías y los "invisibles"; porque las mujeres forman parte de esta categoría. Podremos incluir nuevas variables si consideramos el ordenamiento de la ciudad, las relaciones entre las funciones urbanas y la calidad del medio ambiente a partir de las condiciones de la vida cotidiana.

Las mujeres tomarán así conciencia de su identidad, de sus capacidades de intervención y de sus necesidades, podrán establecer relaciones sociales y participar más activamente para resolver los problemas de la vida cotidiana.

6 - Las Mujeres en la Ciudad y el desarrollo duradero

Las mujeres deben tener plena participación en la definición de políticas para preservar los equilibrios ecológicos del planeta.

La Tierra en que vivimos no es nuestra, pertenece a la siguiente generación.

La conservación del medio ambiente es hoy una prioridad para el desarrollo duradero de las ciudades (Conferencia de Río). Las mujeres son particularmente conscientes de los problemas de calidad medioambiental, y saben que es uno de los grandes temas de la política de desarrollo (referencia al Plan 21 de las mujeres). Los movimientos de mujeres consideran con especial interés esta nueva dimensión de la economía y del ordenamiento territorial.

7 - Las Mujeres en la Ciudad y las condiciones de seguridad y movilidad

Todas las mujeres, en particular las mujeres solas y las más desfavorecidas, deben tener fácil acceso al transporte para poder desplazarse libremente y con toda seguridad. Es indispensable para entrar verdaderamente en la vida económica, social y cultural de la ciudad. Las mujeres también tienen "derecho a la ciudad".

Prioridades del cambio: la seguridad y la movilidad de las mujeres.

Es preciso reconsiderar y completar el concepto de seguridad urbana, diurna y nocturna, dando prioridad a los puntos de vista de las mujeres. Dado que las mujeres son con demasiada frecuencia el blanco de agresiones y de la expresión de la violencia, es necesario corregir los proyectos y las realizaciones que determinan las condiciones urbanas y analizarlos con especial atención tomando como referencia los modelos apropiados.

Como el riesgo de aislamiento es dos veces más importante para las mujeres que sufren de una exclusión social o cultural esta categoría necesita una atención particular en las políticas encaminadas a una mejor movilidad de los ciudadanos, hombres y mujeres.

Una ciudad más segura favorece la movilidad de todos en particular de las mujeres. El sentimiento de vivir en seguridad es parte de la cohesión social y la refuerza.

8 - Las Mujeres en la Ciudad y el derecho a la vivienda y a un entorno de vida

Las mujeres tienen derecho a una vivienda y a un entorno de vida apropiados.

Prioridades del cambio: la calidad y la diversidad de las entornos de vida y los servicios de proximidad.

Cuando el entorno de vida el barrio y la ciudad no ofrecen espacios apropiados para las necesidades de las mujeres creados por ellas y para ellas, la mujer pierde su identidad y el ejercicio de su ciudadanía se reduce. Todos los espacios públicos y privados son definidos y desarrollados exclusivamente por hombres. o aplicando criterios masculinos, sin tener en cuenta las necesidades manifestadas por las mujeres y prestando muy poca atención a la diversidad de expectativas. Para la calidad del entorno de vida también son esenciales los servicios de proximidad que hacen más llevaderas las obligaciones que aún hoy en la mayoría de los casos asumen las mujeres.

También es innegable la particular preocupación de las mujeres por la falta de espacios dedicados al esparcimiento de sus hijos.

9 - Las Mujeres en la Ciudad y el factor género

Debemos admitir el factor género en la ciudad como la fuente de una nueva cultura compartida, y debemos participar en la definición de una nueva filosofía del ordenamiento territorial.

Estimular la formación para tener en cuenta el factor género y para desarrollar una nueva filosofía democrática.

El estudio de las relaciones históricas y socioculturales entre los hombres y las mujeres puede facilitar la formulación de soluciones nuevas y más realistas para la crisis urbana, y contribuir a mejorar el marco de vida. El factor del género, entendido como el estudio de las relaciones sociales desarrolladas entre los hombres y las mujeres, es un medio eficaz para desmontar los estereotipos y considerar la ciudadanía desde un punto de vista más apropiado.

10 - Las Mujeres en la Ciudad y la educación y la experimentación local

Es importante que las escuelas, las universidades y los institutos de arquitectura y urbanismo enseñen a considerar el factor género en la ciudad. Es urgente lanzar la experimentación en las ciudades para incitar al cambio.

Adquirir conocimientos, información y competencias.
Hacer un seguimiento permanente para identificar el progreso realizado.
Experimentar a escala natural.

Es necesario realizar investigaciones y peritajes para determinar en qué medida han sido discriminadas las mujeres en los programas de ordenamiento territorial y del marco de vida. Es importante que se enseñe a considerar el factor género en los cursos universitarios y en la enseñanza media, y debe reconocerse que es indispensable la aportación de conocimientos de este factor.

También es importante apoyar las operaciones piloto que pueden generar nuevos comportamientos políticos que tengan en cuenta este factor.

11 - Las Mujeres en la Ciudad y la función de los medios de comunicación y la transmisión de competencias

Los medios de comunicación deben publicar mensajes contrarios a los estereotipos, que den una imagen de la mujer conforme con su evolución y su emancipación.

Transmitir y divulgar los conocimientos y las competencias.

Es importante que los medios de comunicación se hagan eco de las investigaciones y las competencias para que puedan beneficiar a todos y estimular así la transformación social, reemplazando a las figuras sociales obsoletas que impiden la emancipación de toda la sociedad.

12 - Las Mujeres en la Ciudad y las redes de información

Debemos crear una red para intercambio de información a escala europea, para divulgar la Carta y apoyar la aplicación de sus principios.

Divulgación de la Carta.
Lanzar la iniciativa con la necesaria determinación política a escala europea.

Resulta indispensable una idea europea de intercambio de información para catalizar las acciones y cambiar las mentalidades. Las contribuciones en este aspecto. especialmente de los países escandinavos y de América del Norte, pueden servir de inspiración para otras formas de acciones positivas. Es importante conectarse a otras redes internacionales para desarrollar relaciones de solidaridad entre las mujeres a escala mundial en el tratamiento: de problemas similares, y para afirmar la presencia europea en otros continentes, especialmente en las organizaciones internacionales.


¿Qué es el factor género?

Hay muchas teorías feministas. pero todas tienen un punto de partida común: las . relaciones entre los sexos en nuestra sociedad y en todas las sociedades, se caracterizan por la mayor o menor dominación de uno de los sexos, que ha reducido al otro a una función y una imagen determinadas. Por consiguiente, debemos desarrollar una crítica de estas relaciones, teórica y en el plano político, y actuar positivamente para definirlas dé otra forma.

La estructura actual de la sociedad por el factor de sexo o de género ("construction sociale de sexe" según el enunciado francés, o "gender issues" según el enunciado inglés) es una producción histórica (pese a ser secular) que no corresponde a la realidad de los sexos.

Los enfoques se separan a partir de esta rElvindicación común y podemos distinguir dos corrientes de pensamiento. La primera, que podríamos llamar esencialista afirma que existe una esencia o una naturaleza femenina que debemos redescubrir bajo las construcciones que la han ocultado o deformado. La segunda, que podríamos llamar humanista o racionalista, sostiene que el problema radica precisamente en hacer una distinción sexual, y argumenta que los hombres y las mujeres tienen la misma razón pese a sus diferencias, una razón que los hombres se han apropiado hasta ahora sin derecho ...

Tomado de Françoise Collin, Filósofa. (Extracto de un artículo en Présences l991 - "Deux sexes, c'est un monde").

La Carta Europea de las Mujeres en la Ciudad es una investigación - acción subvencionada por la Unión Europea. Investigación - Acción 1994-1995 subvencionada por la "Unidad para la igualdad de oportunidades" de la Comisión Europea La ciudad, la ciudadanía y el género.
Comisión Europea - Dirección General V - Empleo, relaciones industriales y asuntos sociales - Unidad para la igualdad de oportunidades.

EQUIPO DE LA INVESTIGACIÓN / ACCIÓN en 1994

Asociación mandante:
EUROCULTURES

Grupo de trabajo:
Ursula Heller - FOPA e.v.
Roland Mayerl (Coordinador del proyecto)
Monique Minaca - GROUPE CADRE DE VIE (Gruppo Modi di Vivere)
Liesbeth.Ottes - SElROV/NIROV
Annie Vrychea - PRAXIS

  • La Carta es el fruto de un trabajo de equipo.
  • La redacción final ha estado a cargo de Monique Minaca y Roland Mayerl.

Comité científico:
Bianca Beccali - Faculta di Scicnze Politiche.
Jacqneline Coutras - CVRS - GEDISST IRESCO.
Eliane Gubin - Université Libre de Btuxelles (ULB).
Alice RElte - GAIA - gruppen.
Marijke van Schendelen - Institute of Planning and Demography. University of Amstetdam.
Dina Vaiou - Dept Urban and Regional Planning National Technical.Universiry ot Athens.
Odette Isabel - Corporation Professionnelle des Urbanistes du Québec.

Nota:
Para ampliar la información de esta Carta, existen otros documentos disponibles, cuyos contenidos son los abajo detallados. Para acceder a dicha información remitirse a las direcciones y teléfonos de la Unidad para la igualdad de oportunidades de la Unión Europea:

City & Shelter
92 rue d'Espagne B·106 - Bruselas, Bélgica - Te/Fax: +(32 2)534 7735.

Eurocultures
Bruselas, Bélgica

Fopa
Dortmund, Alemania.

Groupe Cadre de Vie
60 Av. Jean Jaurés F-92190 Meudon, Francia - Te: +(33 1)4534 2717 / Fax: +(33 1) 4623 1868

Praxis
Atenas, Grecia.

SElrov Niro
La Haya,·Países Bajos.

European Women’s Lobby
22 rue Mériden B-1030 Bruselas, Bélgica - Te:+(32 2)217 9020 / Fax: +(32 2)2l9 8451.

Quartiers en Crise
20 rue Charles Martel B-1040 Bruselas, Bélgica - Te:+(32 2)230 6027 / Fax: 230 5251.

Eurocultures

Otros Documentos disponibles:

Los 5 temas prioritarios
Las criterios básicos para la reflexión. Investigaciones que deben realizarse. Acciones que deben realizarse. Cartas europeas referentes al entorno de vida y al medio ambiente.
  1. La planificación urbana y el medio ambiente.
  2. La movilidad.
  3. La seguridad urbana.
  4. El entorno de vida.
  5. Las estrategias.

La base de datos
  1. Archivo de publicaciones.
  2. Archivo de personas recursos.

El catálogo de acciones positivas
66 estudios de casos con los datos de los interlocutores

    Tema A:     Planificación urbana     Fichas 1 a 9
    Tema B:     Mujeres arquitectas     Fichas 10 a 16
    Tema C:     Entorno de vida     Fichas 17 a 25
    Tema D:     Seguridad     Fichas 26 a 36
    Tema E:     Iniciativas institucionales     Fichas 37 a 46
    Tema F:     Conocimientos     Fichas 47 a 57
    Tema G:     Mujeres en los países del Sur     Fichas 58 a 66

Anexos

  • Actividades de la Comisión Europea en el campo del urbanismo.
  • Los procesos de decisión de los hombres y las mujeres en lo referente al espacio urbano y el entorno de vida en los institutos de arquitectura y a nivel institucional: (Investigación - acción europea de 1993)
  • Comentarios sobre la Carta de la mujer en la ciudad. (Claire Billen. Eliane Gubin)
  • ¿Es la ciudad actual un producto de la división sexual del trabajo? (Jacqueline Coutras)
  • Los hombres: un largo camino hacia la autonomía.
  • Función y representación de la mujer en la planificación urbana y regional para un desarrollo duradero. (Dina Vaiou)

ARRIBA


Actualiza esta página CISCSA - 9 de Julio 2482 - Tel./ Fax: +54 (351) 489 1313 - Córdoba - Argentina